twitter facebook instagram pinterest youtube linkedin

Las 25 claves para tener la empresa que quieres (y que quieren)

  1. Vamos a llevar a cabo un proceso de cambio basado en la inteligencia y la energía creativa que acumula la empresa.
  2. Profundizaremos en la necesidad de la clarificación como paso previo e imprescindible para la planificación, la programación y la ejecución.
  3. Integraremos las distintas perspectivas que convergen en la empresa para percibir la realidad actual, de manera objetiva y completa.
  4. Nos situaremos en espacios de solución, no de problemas.
  5. Valoraremos lo que tenemos, pero también lo que podemos llegar a tener.
  6. Haremos una excursión al futuro y, desde allí, analizaremos la realidad proyectiva, la nuestra y la del entorno.
  7. Compartiremos las reflexiones necesarias para analizar, sintetizar y priorizar nuestros factores clave de éxito.
  8. Decidiremos lo que queremos ser, es decir, lo que queremos vender y a quien se lo queremos vender.
  9. Sintetizaremos lo que queremos ser en una frase-concepto, coherente con lo que somos, con lo que hemos sido, con lo que podamos llegar a ser y con lo que el mercado nos permita ser.
  10. La frase-concepto será el motor del cambio. La compartiremos con toda la organización y se evidenciará, principalmente, en los productos y en los clientes, porque somos lo que vendemos y a quien se lo vendemos.
  11. Identificaremos lo que nos sobra y lo que nos falta para llegar a ser lo que queremos ser.
  12. Eliminaremos, reduciremos, simplificaremos, potenciaremos o incorporaremos lo que sea necesario. Sobre todo, eliminaremos lo que no aporte valor al cliente y potenciaremos lo que nos ayude a ser lo que queremos ser.
  13. Abandonaremos paradigmas erróneos cambiando nuestra manera de ser, hacer, pensar, ver y sentir. Iremos del concepto a los resultados.
  14. Actuaremos sobre la estructura, sobre el organigrama. Pondremos al frente a las personas más capaces para hacer realidad lo que queremos ser.
  15. Priorizaremos los recursos en la dirección estratégica que hemos establecido. Lo importante no será cómo hemos hecho las cosas hasta ahora, sino cómo tenemos que hacerlas para convertir nuestra estrategia en realidad.
  16. Haremos que los ingresos vengan, principalmente, de los clientes y el gasto sea para comprar, producir y vender con beneficio.
  17. Desde la estrategia daremos sentido a la operativa a través de la gestión. Y desde la operativa alimentaremos la estrategia.
  18. Estableceremos indicadores de lo tangible y de lo intangible, para saber si están ocurriendo las cosas que queremos que ocurran. Las cosas que nos permitan ser lo que queremos ser y ganar lo que queremos ganar.
  19. Construiremos una marca fuerte, que será expresión de nuestro concepto original y síntesis de nuestra filosofía, valores y cultura. Una marca-concepto que será principio y fin de todas las decisiones estratégicas, de gestión y operativas que tomaremos a lo largo del tiempo.
  20. Priorizaremos los focos de atención, de acuerdo al momento de la empresa, teniendo siempre en cuenta todos los conceptos relevantes y sus interrelaciones.
  21. Nos haremos nuevas preguntas para obtener nuevas respuestas.
  22. Con mente abierta configuraremos nuestro propio modelo de negocioModelo que tendrá como referente principal al cliente.
  23. Integraremos estrategia, gestión y operativa de manera que se alimentarán unas a otras.
  24. Dirigiremos con claridad estratégica. Desarrollaremos con realidad operativa. Mediremos con integridad de gestión.
  25. ¡Y tendremos empresa para rato! Tanto, que igual nos transciende unas cuantas generaciones.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *